El riesgo de las indústrias químicas, normativa Seveso

http://www.veuanoia.cat/wp-content/uploads/2015/02/toxic.jpg

Es conocido que el sector manufacturero se ha visto transformado a lo largo de los siglos. Si bien antiguamente se producían los productos de forma artesana y manuales, la revolución industrial impulsó una transformación vertiginosa en la producción agrícola y en el nacimiento de la industria como tal. Este momento histórico fue el puente de inflexión que hizo posible que hoy en día se puedan industrializar una amplia diversidad de productos y en tiempo y cantidades impensables hace unos siglos.

Una de las industrias más destacables en el sector industrial es la química. Después de un fuerte crecimiento de esta industria durante la Segunda Guerra Mundial y de pasar la crisis del petróleo, la industria química ha ido creciendo y evolucionando para proporcionar a la Sociedad una serie de bienes de consumo. El hecho de utilizar y manipular grandes cantidades de sustancias para ser transformadas y de crear otras de nuevas a un ritmo superior al del conocimiento que se tiene de las propiedades que les son propias, ha originado la aparición de nuevos peligros que anteriormente eran inimaginables y que es imprescindible que se tome en consideración (Llop, 2009).

Los peligros que se pueden derivar de una industria química pueden ocasionar daños tanto personales como de bienes y del medio ambiente. Las persones que a nivel laboral se ven expuestas a la toxicidad de los productos químicos pueden sufrir varios problemas de salud, destacando los problemas respiratorios. Uno de los problemas más temidos por su gravedad y peligrosidad es la posibilidad de que se produzcan grandes accidentes que afecten más allá de las instalaciones Industriales. Accidentes que abracen grandes extensiones y afecten, a veces de forma irreparable, a la sociedad civil, al medio ambiente y a los bienes materiales. Es el que se conoce como accidentes graves. 

Estos riesgos han ido creciendo a lo largo de las últimas décadas. Se puede observar un incremento progresivo, y cada vez más importante, en el tiempo. Joaquim Casal estimaba el año 1999 que aproximadamente el 95% de los casos de accidentes graves correspondían a los últimos 30 años. Esto se puede atribuir tanto a un mayor acceso a la información sobre accidentes, como principalmente al desarrollo de la actividad industrial en muchos países y el consiguiente transporte de materias peligrosas. 

Algunos de los accidentes graves en la industria química más importantes de la historia reciente (datos recopilados hasta el año 2009) son los siguientes:

Tabla 1. Accidentes más relevantes producidos con sustancias peligrosas (Llop, 2009)

Uno de los casos a destacar es el que paso en Seveso (Italia).

El año 1976 tuvo lugar al municipio de Seveso una fuga de dioxinas tetraclorodibenzoparadioxin (TCDD) que supuso la evacuación de 600 personas y el envenenamiento de 2000 personas más. Las lesiones que sufrió la población fueron principalmente dérmicas pero supuso un grave impacto a la flora y la fauna de la zona y a su entorno en general. A los pocos días de la tragedia aparecieron muertos un total de 3.300 animales, sobretodo aves y conejos. Se tuvo que iniciar un sacrificio de emergencia para prevenir que la dioxina TCDD entrara en la cadena alimentaria. En 1978 más de 80.000 animales habían sido sacrificados.

El accidente se produjo a una pequeña planta de fabricación de productos químicos, concretamente de pesticidas y herbicidas, por una reacción exotérmica fuera de control. Des de la tarde anterior al día del accidente un reactor permaneció sin refrigeración ni agitación. Esto comportó la formación de una nube densa de vapor que contenía, entre otros, la dioxina TCDD, altamente tóxica y que causó la fuga del reactor. 

http://www.antiwarsongs.org/img/upl/seveso.jpghttp://www.beppegrillo.it/listeciviche/liste/lombardia/comunicati_stampa/Monza%201.jpeghttp://2.bp.blogspot.com/-LyR82w8HOpo/U70VL30ALiI/AAAAAAAAHUU/h8f0uvPyjbY/s1600/seveso_animales.jpg

A raíz de casos como el de Seveso o como el de Flixborough (Reino Unido) se puso de manifiesto la necesidad de mejorar la seguridad de la industria química y reducir el riesgo de que se produzcan accidentes graves como estos. Así, esta preocupación se trasladó al marco jurídico y legal.

Es en estas Directivas donde podemos encontrar los trámites que tienen que cumplir y presentar las industrias en relación a medidas de emergencia y prevención de accidentes.

Respecto a las competencias de la administración, en el Estado español la competencia en materia de accidentes graves con sustancias peligrosas la tienen: el Ministerio del Interior (a través de la Dirección General de Protección Civil), los órganos competentes y los delegados del Gobierno de las comunidades autónomas, los ayuntamientos u otras entidades locales, las autoridades portuarias y las capitanías marítimas. Todos ellos, cada uno a su nivel, tienen que elaborar o colaborar en la elaboración de los planes de emergencia e informar inmediatamente los accidentes graves al órgano superior. 

De todo ello se puede extraer que la Seguridad es un factor muy importante en las industrias químicas por el riesgo que pueden ocasionar. Las Directivas SEVESO y sus modificaciones,  con el objetivo de proteger la población y el medio ambiente eliminando la improvisación mediante la planificación, prevención e información, determinan una serie de acciones porque, tanto las industrias como las autoridades competentes, colaboren en evitar tragedias como las de Seveso, Bophal o els Alfacs en Tarragona.

Mar Ruiz

Bibliografía: 

  • Análisis del riesgo en instalaciones Industriales, 1999. Joaquim Casal Fàbrega.
  • Institut de Seguretat Pública de Catalunya, 2012. Capacitació per a la planificació de l’autoprotecció en l’àmbit de Catalunya.
  • Llop, M.F (2009). El risc a la indústria. Revista digital de l’Escola Politècnica Superior, núm. 3 febrer 2009.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer